• Reconstrucción, otro microrrelato de Hebe Prado

Reconstrucción

Reconstruirse era el trabajo más importante del día, el que le consumía más energía, el que llevaba más tiempo. Y eso contando con que la noche hubiera sido normal, que solo se hubiera despertado tres o cuatro veces, que no se hubiera levantado más de un par, que no hubiera permanecido pensando abrazada a los cojines más de una hora, que no hubiera sentido dolores ni el miedo hubiera elegido aquella noche para hacerle una visita especial.

Despertaba sin forma, sin recuerdos, tal vez con las migas de un sueño en la almohada (un sueño imposible de recordar, claro), y mientras repasaba los dolores del cuerpo, los miedos del tiempo, la ausencia de ganas… descubría la luz exterior, tal vez la lluvia, tal vez un sol extremo, o tal vez ese nublado a juego con sus sentires más íntimos. Poco a poco, con cuidado, se iba estirando, desplegando, luchando por no producirse nuevos dolores, escribiendo una agenda del día en las neuronas que no estaban ocupadas en la reconstrucción, recuperando algunos datos del día anterior, los que podían serle de utilidad esa mañana, tratando de animarse a bajar, luchando por seguir queriendo ser.

© Hebe Prado 2017

Efraimstochter, Pixabay
By | 2017-08-28T13:30:25+00:00 25/08/2017|cafecuento exprés|0 Comments

Leave A Comment

Cafecuento ediciones utiliza cookies para que mejorar la experiencia de usuario. Al seguir navegando se está aceptando el uso de dichas cookies y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies