Paseo

Soy un charquito de ilusiones derretidas, de sueños desolados y derrotas oscuras. Junto algunas gotas de desesperanza y desahucio y formo un par de piernas.

Salgo.

Sin voluntad. Sin destino. Respiro. Respiro. Un tiempo más.

Huraño, el Pueblo recibe mi hastío. No me mira.

Sigo. Acaricio sus calles, descubro balcones…

Despista. Miro farolas y ramas, sacudo nostalgias…

Se calma. Me guiña… y desnuda secretos secretos. Un café librería, un bar droguería, un ssh no lo digas y me crecen los brazos, y fabrico sonrisas y las palabras envuelven por fin, tantas ansias de muerte, tantos miedos de vida.

 

© Hebe Prado 2015

By |2017-05-25T19:17:08+00:0020/09/2015|cafecuento exprés|5 Comments

5 Comments

  1. L.M. 07/01/2016 at 05:36

    Ya acabó el equinoccio. Te estamos esperando…

  2. Alfred 06/11/2015 at 14:39

    Esos paseos que enriquecen nuestro espíritu, mientras dudamos de todo y de nosotros mismos.
    Saludos.

  3. Siempre un placer leerte. Y acompañarte en este paseo un tanto triste, no obstante.

    • Bueno, las olas del tiempo, a veces son así. Van y vienen entre risas, otras veces con resaca, y a veces (unas pocas por suerte), entre tristes miradas. Gracias, Francisco por seguir leyendo y pasando por aquí.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cafecuento ediciones utiliza cookies para que mejorar la experiencia de usuario. Al seguir navegando se está aceptando el uso de dichas cookies y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies